was successfully added to your cart.

Category

Alopecia

Causas y consecuencias de la calvicie

By | Alopecia, Cabello, Enfermedades, Preserva, Tratamiento Capilar | No Comments

Las causas

Por qué unos sí y otros no depende de varios factores. Para empezar, hay que saber qué alopecia es la que padeces ya que, como asegura el doctor Sergio Vañó Galván, Coordinador de la Unidad de Tricología y Estudio de las Alopecias del Hospital Universitario Ramón y Cajal, “hay más de 100 tipos diferentes”. Y se explica: “Entre ellas, las que se originan por factores inmunológicos (como la areata), el estrés, la alimentación, fármacos e incluso enfermedades sistémicas”.

Y entre todas, una bastante común: la conocida como alopecia androgénica cuyo origen es hormonal y genético. “Es la forma más frecuente de todas, y en los varones suele originarse en la franja entre los 20 y los 30 años”, asegura el experto. De hecho, José Sánchez, un empresario de 44 años, se quedó totalmente calvo a los 21 años. Y añade: “A los 16 ya tenía el pelo muy fino. Y a los 20, la cosa no tenía remedio”. Es una herencia que le había dejado el padre y que también heredaron sus hermanos, totalmente calvos a los treinta y tantos. “Al principio probé un producto que salía anunciado en la tele, pero cuando se acabó el primer bote y vi que aquello seguía igual, desistí. Por suerte, algunos años más tarde apareció Iván de la Peña, apodado Lo Pelat, que era un crack, y me sentí estupendamente con mi calva”, confiesa sonriente y orgulloso Sánchez.

Las consecuencias… negativas

Aunque en los últimos tiempos hay una corriente estética que reivindica el lucir calva, no todos los varones reaccionan igual, al menos, al principio. “El hecho de perder el pelo de la cabeza puede provocar que la persona pase por un periodo normal y adaptativo más o menos desapercibido, o bien llegar a tener algunos síntomas depresivos o incluso que ese hecho acabe siendo el detonante de una depresión. Y cuanto más joven se es, más afecta”, explica la psicóloga Julia Vidal, directora de Área Humana Psicología, experta en ansiedad, estrés y trastornos psicosomáticos.

La ausencia de melena no impidió que el exfutbolista Freddie Ljungberg se convirtiera en el protagonista de una de las campañas más exitosas de Calvin Klein.
La ausencia de melena no impidió que el exfutbolista Freddie Ljungberg se convirtiera en el protagonista de una de las campañas más exitosas de Calvin Klein. GETTY

¿Las razones? “Por un lado, cuanto más joven se es, más inesperado resulta, porque los hombres se hacen a la idea de que es algo que puede suceder, sí, pero cuando tengan más edad, no ahora; por otro, a los veintipocos o treinta y tantos, la belleza resulta más importante, y el pelo está asociado a juventud y atractivo; y, por último, afecta en cuanto a que si no se tiene pareja puede pensarse que sin pelo es más difícil encontrarla, y por eso, también puede ser un factor con consecuencias psicológicas más notables en un varón soltero que en uno que ya está casado o en relación”, matiza la especialista Vidal.

Según la psicóloga, las creencias, los pensamientos, el significado que se le da a la pérdida del pelo va a determinar cómo se sienta cada uno. “Pensar ‘ya no soy atractivo’, ‘dejaré de gustarle a mi novia’, ‘se van a reír de mí’, ‘tener pelo significa ser joven y ahora ya soy mayor’, etc., influirá mucho más y ayudará menos en la adaptación y aceptación que si se piensa que el atractivo, el gustar o que te quieran dependen de muchas otras cosas”, zanja la psicóloga.

Las consecuencias… positivas

Pero ser o estar calvo también trae consigo consecuencias muy positivas. Por ejemplo, en un estudio que realizó el investigador Albert Mannes durante su estancia en la Universidad de Pensilvania, se llegó a la conclusión de que los hombres que se rapaban al cero la cabeza o eran calvos, eran percibidos como más altos, fuertes y dominantes. Signos, todos ellos, asociados con el liderazgo. Luego está las repercusiones estéticas, que no siempre son adversas. “Lo del atractivo es muy relativo –cuenta Jesús Hernández, presidente de la Asociación de Calvos de Errenteria–. Hay mujeres a las que les resultan más sexis los hombres con pelo, pero a otras muchas les gusta sin pelo. Cuestión de gustos”, comenta con cierta indiferencia hacia cualquier matiz negativo que pudiera acarrear la calvicie.

En septiembre de 2015 se le ocurrió la idea de reunir a todos los calvos de su población que se sintieran bien con esa cualidad de su aspecto físico, reunirse y pasarlo bien en torno a ese factor común. “En estos momentos, somos 53 socios, todos orgullosísimos de ser calvos y para nada nos dejaríamos crecer otra vez eso que llaman pelo”.

“Perder pelo puede provocar algunos síntomas depresivos o incluso que ese hecho acabe siendo el detonante de una depresión”

JULIA VIDAL, PSICÓLOGA Y EXPERTA EN TRASTORNOS DE ESTRÉS

Y la prevención y los remedios

Sin embargo, aunque muchos estén más contentos que unas castañuelas con su nuevo look, debemos ser justos y reconocer que no siempre se tiene esa capacidad de adaptación, y que, como decía la psicóloga, con la caída del cabello se pierden también otras fortalezas psicológicas que repercuten en la vida diaria, como la seguridad personal para llevar el día a día con buena predisposición. “En algunas formas de alopecia, como la areata universal, en la que se pierde todo el pelo del cuerpo, los varones que la sufren no solo presentan una importante alteración estética, sino que el no tener pestañas, por ejemplo, puede ocasionar alteraciones oculares, porque es más fácil que entren al ojo diferentes partículas con el riesgo de que dañen la córnea. Por este y otros motivos, tanto en la alopecia areata como en la androgénica, determinados pacientes pueden sufrir un impacto muy negativo en su calidad de vida por la falta de autoestima. Desde la Unidad de Alopecia que tenemos en el Hospital Ramón y Cajal estamos realizando un estudio en el que analizamos de qué manera o intensidad se ve afectada la calidad de vida de los pacientes con diferentes tipos de alopecia, y observamos cómo un porcentaje importante (un 25 %) de ellos presenta un impacto muy negativo en su calidad de vida”, asegura el doctor Viñó.

La cirugía o trasplante capilar es, en opinión del experto, una opción muy buena para recuperar densidad capilar en una zona donde se ha perdido, aunque asegura que no se puede realizar en todos los pacientes y hay que valorar cada caso individualmente. Por otra parte, para quienes con veinte o treinta años no acaben de verse con la cabeza como la del detective Kojak, también es un gran recurso el tratamiento médico precoz a base de antiandrógenos y minoxidil, que en muchos casos evitan el desarrollo de la calvicie total.

Y como complemento, o simplemente como alternativa si uno apuesta, finalmente, por enfundarse orgullosamente la etiqueta de calvo, la psicóloga Julia Vidal recomienda algunos consejos muy sencillos para asumir mejor y más rápidamente la situación: “No mirarse en exceso al espejo, y si se hace, verse de forma global sin centrarse constantemente en la cabeza ni en la zona donde se cae el pelo; no ocultar la inminente pérdida de pelo con gorras, ni tapando esas zonas con el propio pelo, esto ayuda a aceptarlo mejor; hacer comentarios relativos a la pérdida de cabello con los amigos y las familias de forma natural, sin estar continuamente hablando de esto; y, por último, algo que también funciona, pedirle consejo al peluquero para encontrar un nuevo look que le favorezca”.

¿Quién es la culpable de la calvicie?

By | Alopecia, Cabello, Enfermedades, Preserva, Tratamiento Capilar | No Comments

¿Por qué el pelo se cae de algunas zonas y de otras no?

De esta pregunta surge la búsqueda de diferencia de estructuras del cabello.

“Sólo poniendo sentido común es imposible que a una persona por tener una hormona alta se le caiga una parte del pelo; eso se descartó, primero porque la testosterona se mide hace 25 años y ya sabemos que el calvo la tiene normal”, precisa Bojanini.

“La respuesta, en el caso de los hombres, es una enzima. El pelo de la calvicie tiene una enzima, la 5-alfa reductasa tipo 2, es decir, el hombre tiene dentro de este pelo una enzima en mayor cantidad. La testosterona llega a la persona con pelo normal; como no tiene la enzima, sigue como testosterona”.

Pero cuando la testosterona llega al pelo de la calvicie, como tiene la enzima 5-alfa reductasa tipo 2, se convierte en DHT (dihidrotestosterona), y es ésta la causante de la caída de cabello. Por tanto, no hay que quitar la testosterona que está igual que en la persona que tiene pelo, lo que hay que hacer es bloquear la enzima”, asegura el doctor.

En este concepto se basa el tratamiento del doctor Bojanini. El bloqueo de la enzima, mediante medicamentos adecuados a la carta a las características del paciente, evita el paso de la testosterona a DHT para detener la calvicie en su progresión y recuperar entre un 20 y 30% de pelo. Los medicamentos se aplican por vía oral , inyectados y aplicados. El 90% lo hace en casa el paciente.

Mujer calva

“Existen hombres, pocos, que pueden aceptar ser calvos, pero ninguna mujer acepta ser calva”, asegura.

La mujer calva tiene deficiencia de una enzima llamada aromatasa; una enzima protectora de la calvicie. Cuando la testosterona llega al pelo, ésta convierte la testosterona en estrógenos, en hormonas femeninas, y no deja la testosterona pegada al pelo que es la causante de su caída.

La mujer tiene dos épocas posibles de pérdida de cabello, dos picos, a los 20 y a partir de los 50.

En el caso de las féminas, la caída del cabello durante un periodo mayor de tres meses, con adelgazamiento del pelo, es un síntoma precoz de que se puede iniciar una calvicie.

“A diferencia del hombre, la caída significativa de cabello en la mujer se estudia porque se puede traducir en un problema de salud , ya sea en ovarios, suprarrenalo en la tiroides. Por eso el cabello debe ser tratado por un médico”, afirma el dermatólogo.

Comprar Preserva

Fuente : Publimetro

Artículo completo

Problemas del cabello

By | Alopecia, Cabello, Enfermedades, Tips | No Comments

Antes de iniciar un tratamiento para un problema capilar es necesario realizar un adecuado diagnóstico médico, pues existen más de 100 tipos de alopecia.


En la alopecia androgénica, que es la forma más frecuente de calvicie, se han producido importantes avances en los últimos años como la publicación de estudios que avalan la seguridad de los fármacos antiandrógenos finasterida/dutasterida, la efectividad de dutasterida, el uso de antiandrógenos infiltrados, etc”.

Asimismo, existen nuevas líneas de investigación relativas a medicamentos con otras vías de acción como las prostaglandinas, los agonistas de la vía Wnt y por supuesto, las células madre.

El tratamiento con células madre aún está en fase de investigación, y supondrá un hito en el tratamiento de la alopecia.

En el caso de la alopecia areata, la novedad más importante está siendo el desarrollo de unos nuevos medicamentos conocidos como “anti-JAK” (ruxolitinib, tofacitinib) que presentan buenos datos de efectividad con un aceptable perfil de seguridad”, aún se encuentran en fase de ensayo clínico y en un par de años tendremos los resultados.

También especifica que los pulsos de dexametasona son otra de las últimas novedades, se trata de un tratamiento que permite repoblar pacientes con alopecia areata extensa con un riesgo de efectos adversos menor que los corticoides continuos.

Referente a la alopecia frontal fibrosante, existen investigaciones que avalan la utilidad de los medicamentos antiandrógenos (finasterida y dutasterida) y se están haciendo múltiples estudios para tratar de encontrar la causa de la enfermedad.

Comprar Preserva

Fuente : Fundación Piel Sana

Artículo completo

¿Por qué la gente se queda calva?

By | Alopecia, Preserva, Tips | No Comments

Cuando la cantidad de cabello que queda en el cepillo es mayor que la que hay en la cabeza, empiezan a sonar todas las alarmas.

No hay cura para la calvicie y, quizás lo más injusto, es que se trata de una señal de envejecimiento que no ocurre a todos por igual.

Ahora, la ciencia parece estar más cerca de dar con una solución, pues por primera vez detectaron cuál es el mecanismo que se desencadena con el envejecimiento y hace que el cabello se haga más fino y con el tiempo se caiga.

Las culpables son las células madre de los folículos del cabello. Cuando se dañan con la edad, se convierten en piel.

Con el tiempo, cada vez más células madres se transforman hasta que los folículos del cabello se encogen y desaparecen.

Al contrario de las células madre de otras partes del cuerpo, las del cabello se regeneran de manera cíclica; una fase de crecimiento es seguida por una latente en la que dejan de producir cabello.

Colágeno 17A1

Lo que descubrió Emi Nishimura junto a su equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tokio fue que el ADN dañado por la edad desencadena la destrucción de la proteína colágeno 17A1; lo que a su vez produce su transformación en queratinocitos, las células predominantes en la piel.

Para llegar a estos resultados, publicados en la revista Science, los científicos primero estudiaron el comportamiento de cabello en ratones y después en humanos de edades comprendidas entre los 22 y los 70 años.

Descubrieron que los folículos en las personas mayores de 55 años eran más pequeños y con menos colágeno 17A1.

“Asumimos que estos procesos y mecanismos explican la pérdida de cabello en humanos por envejecimiento”, explicó Nishimura.

La experta agrega que el colágeno 17A1 puede ser usado para desarrollar tratamientos contra la pérdida de cabello, aunque aclaró que la transformación de las células madre puede ser solo uno de los factores por los que la gente se queda calva.

Este estudio se basa en la calvicie que se produce con la edad, existen otras razones como infección del cuero cabelludo, traumas o enfermedades autoinmunes que también producen la pérdida del cabello.

Entre tanto, el biólogo Maksim Plikus, de la Universidad de California, y quien no participó en el estudio, le dijo a la revista Science que los resultados del trabajo son “interesantes”, pues muestra cómo estas células dañadas “cambian su destino” en vez de destruirse.

Comprar Preserva

Fuente : BBC

Artículo completo

¿Qué es la alopecia frontal fibrosante?

By | Alopecia, Cabello, Preserva, Tips | No Comments

La alopecia frontal fibrosante es un tipo de alopecia cicatricial que se caracteriza por la pérdida capilar en el área de la diadema (zona frontal y laterales), junto con pérdida de cejas e incluso del vello corporal. Se trata de una forma de alopecia cada vez más frecuente, cuya causa se desconoce y que tiene un tratamiento difícil.

¿Cuáles son sus causas?

La causa exacta de la alopecia frontal fibrosante se desconoce, aunque se cree que influyen 2 factores: un disbalance hormonal y un mecanismo autoinmune de inflamación. En ocasiones (menos de un 10%) observamos antecedentes familiares de este tipo de alopecia, aunque la mayoría de casos se presentan de forma esporádica. Suele afectar a mujeres después de la menopausia, aunque también puede afectar a mujeres antes de la menopausia e incluso a hombres.

¿Cómo se manifiesta clínicamente?

La presentación clínica es muy característica: se pierde pelo en la zona de la diadema, provocando que la línea de implantación del pelo retroceda. Además es frecuente que afecte a las cejas, y de forma menos frecuente produce incluso pérdida de pestañas y del vello del cuerpo. En ocasiones produce picor en el cuero cabelludo, e incluso dolor.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico suele realizarse mediante una biopsia cutánea, aunque la presentación clínica tan típica hace que en muchos pacientes sea innecesaria. Es aconsejable solicitar un análisis de sangre incluyendo perfil tiroideo ya que con frecuencia vemos asociado una alteración el tiroides (hipotiroidismo).

¿Tiene tratamiento?

Antiguamente se tendía a decir que esta enfermedad “no tenía tratamiento”. Sin embargo, actualmente tenemos una visión más optimista, ya que con los datos de la literatura científica podemos dar “algo de luz” en el tratamiento de esta interesante forma de alopecia, ya que en muchos pacientes se consigue la estabilización e incluso la mejoría (discreto crecimiento de cabello en la línea de implantación).

El tratamiento es variable en función de cada paciente, es necesario individualizar la terapia según las características del paciente y algunos parámetros como su grado de inflamación y extensión. Los tratamientos más habituales son los corticoides intralesionales y los antiandrógenos. No obstante, otras terapias como los antipalúdicos pueden ser efectivos. En los estudios realizados por nuestro grupo de investigación, pudimos observar cómo el mayor índice de respuesta correspondió a la combinación de corticoides intralesionales y antiandrógenos, reforzando la hipótesis del doble mecanismo hormonal-autoinmune de la enfermedad.

En los casos de pérdida de densidad importante y siempre que el proceso se haya estabilizado médicamente, puede recurrirse al trasplante capilar para recuperar densidad. No obstante, debe realizarse un seguimiento y tratamiento médico ya que en algunos pacientes el proceso de alopecia podría reactivarse en los microinjertos.

Fuente: Fundación Piel Sana

Artículo Completo